Aceptar nuestra sombra…

Lo tengo en mis manos, le doy un vistazo, cierro de golpe la portada y decido ignorarlo. Estuve navegando por el internet durante varias semanas, esperando con ansiedad a que saliera a la venta el tarot de los vampiros de la noche eterna. ¿Para qué tanto escándalo? Me sentí culpable de mi curiosidad al lado oscuro. Mire con nostalgia la cubierta del mazo de cartas queriendo recuperar el aliento antes de abrirlo con rapidez y dedicarme a observar a detalle cada dibujo. Ignoro si en realidad le ocurre a todo el mundo o sólo a mí: el deseo de dejar a un lado el temor por considerar mi personalidad como virtuosa aún cuando en mi interior también dormitan y despiertan sentimientos humanos que pueden ser catalogados como “malos”. Los siete pecados capitales están dentro de todos nosotros pero depende mucho de nuestra propia fuerza de voluntad para evitar convertirnos en esclavos de ellos. No es desterrarlos, no es reprimirlos, no, es respetar su presencia y no darles la autoridad de considerarlos mucho más fuertes que nosotros mismos. Ni siquiera permitir que el temor de que despierten exista. Están ahí como un órgano más que sólo notamos su existencia al dedicarnos a él. Sí, no sólo colecciono tarots de vampiros sino que también tengo dos retratos de ellos en lugares que cosidero sagrados. Dentro de mi oficina, está también una pintura que reconoce la naturaleza apasionada del ser humano, bajo mi punto de vista eso es un vampiro: pasión. Algunas gentes lo miran con mucha curiosidad y siempre preguntan lo mismo: ¿Qué santo es ese que no lo he visto en ninguna iglesia?. Trato de sonreir con discreción para después levantar los hombros, mover la mano y decir: “No es ningún santo, es Leonard, el vampiro”.

– Creí que no le hacías a esas cosas. – dicen después de mirar la fotografía y ponerse serias.
(Ya saben a lo que se refiere la persona, que hago brujerías o que adoro algún tipo de demonio por tener una obra de arte en el área de benefactores, personas que nos benefician)
– Sé a lo que te refieres pero creo que los ángeles no necesitan de mí tanto como otro tipo de almas. No puedo mostrarte ninguna luz sin antes pbservar tus sombras. – Siempre contesto lo mismo, ya la frase me la sé de memoria porque es verdad. Verán, aquí hay fotografías de ángeles, de maestros ascendidos, de muchos seres de luz que están más que dispuestos a ayudarlos, pero antes de que alguno de ellos pueda encender de nuevo esa alegría por vivir, hemos de analizar la nostalgia de nuestro propio demonio interno que ha caído del estado de gracia y condenado a vivir casi eternamente, al igual que la representacion mental que tenemos de un vampiro. No crean que me agrada estar contemplando una fotografia que deja ver parte de la tristeza espiritual cuando no se expresa con plenitud. Tenemos muchos talentos y nos sentimos culpables al momento de expresarlos, ese es el fantasma, la sombra, las manos de nuestro lado oscuro asfixiando las venas de nuestro cuello.

No intento decir que para comprender la luz primero tenemos que observar más de cerca la oscuridad pero creo conveniente meditar sobre ello. Enchanted Orb se olvidó de juzgar y dejó de mirar a los vampiros o demonios como seres indignos, sólo los mira como observaría otra forma en el cielo, sin juzgar, sin creer que sólo de ángeles está rodeado el hombre porque eso es una mentira. A veces creo que detrás de toda esa cobertura de piel se esconde la palidez de un alma muerta de miedo, tratando de aferrarse a pequeños puntos de luz mientras que todo el se encuentra dentro de un abismo de oscuridad y aunque lo sabe prefiere cerrar los ojos y ver luces de colores, imaginarlas como si fuera de si mismo no existiera nada de que sentirse mal.

Regresando a Leonard, algunos otros ignoran la imagen,no parecen estar observando los detalles que les rodean, se sientan y esperan las respuestas, al finalizar la lectura o la terapia, se despiden sin mencionar ni una sola palabra. Antes de decorar la oficina lo pensé mucho, cambiaba la fotografía del vampiro e intentaba cubrirla con algo para que se perdiera entre tanto objeto, después admití que la naturaleza de Leonard o de cualquier otro vampiro también habita dentro de cualquier ser humano porque es falso admitir que somos pura luz y nada de maldad se puede encontrar dentro de nosotros.

Nuestro espíritu es perfecto, no tiene sombra ni error pero al encarnar nosotros mismos decidimos aprender de nuestra propia sombra. Imagina que tu cuerpo tiene algunos pedazos de vidrio negro, no los puedes romper porque quedarías fragmentada pero pedirías ayuda para saber la mejor forma de limpiarlos sin censurar su presencia.

En ocasiones nos da mucho temor reconocer que somos humanos e imperfectos, que actuamos más por nuestro propio ego y no pensamos en Dios. Creanme que Dios no es sentido, siempre volvemos a Él y Él siempre tendrá los brazos abiertos con nosotros.

Ser demasiado flexible y negar nuestra autoridad tiene más de malo que de bueno. Sentirnos y ser víctima de una situación o persona no nos hace más luminosos sino opaca la vitalidad y la luz de nuestro interior, la enturbia. El recipiente del vaso es una mezcla de lodo con pureza, de deseo de dominio y manipulación bajo la máscara de la bondad. Al quererte no tienes porque aceptar malos tratos de nadie, al desear obtener éxito y satisfacción por medio de tu propio esfuerzo es un regalo que tú mismo le entregas a la humanidad y el cual ha sido conferido por Dios mismo. No tienes porque permitir que la fuerza y el propio dominio que tienes sobre ti misma (o) sea una especie de pecado mortal que has de evitar a toda costa. No tiene nada de malo ser ambiciosa (o) mientras exista el equilibrio entre tus deseos y la manera perfecta de obtenerlos sin lastimar a nadie y mucho menos a ti misma (o), no importa que tipo de deseo quieras atraer a tu vida, desde un romance apasionado, un matrimonio estable, la oportunidad de tener tu propio negocio, terminar tus estudios o dedicarte a alguna actividad en particular que estimule tu alma, esta bien que busques los canales por donde se pueda manifestar. No le estas quitando a nadie nada porque dentro del universo las posibilidades son infinitas y ese deseo que ahora tienes, es porque te pertenece.

¿Cuál es la sombra que mantienes oculta? Puede tener muchos nombres pero existe uno sólo que lo conoce bien y ese eres tú.

Sólo comprende una verdad: entre más luchas por desintegrar algo que está en tu propia naturaleza y en la de todos nosotros, lo único que logras es integrarlo aún más y volverlo más fuerte. Mientras el equilibrio exista entre la virtud y el vicio, no puede llevarte a ningún extremo y por ende lastimarte. Todos tenemos algún vicio que tratamos de evitar y que al final nos convertimos en esclavos de eso, si la negamos constantemente. No te resistas al mal, envuelvelo en una nube de color violeta o mejor observalo, como testigo y verás que no tiene ningún poder sobre ti que el que tú le das. O mejor, renuncia a considerarlo como tu enemigo y ve el potencial que tiene desde algún ángulo que pueda brindarte el beneficio de esa supuesta maldad. Si continuas pensando que eres mala, tarde o temprano vas a vibrar en tu propia resonancia negativa y puedes experimentar muchos contratiempos, en lugar de admitir que como ser humano que eres, tienes tambien el derecho de equivocarte. En ocasiones nos sentimos tan culpables de algún error que cometimos en el pasado, de algún pensamiento que continuamos atrayendo a nosotros fragmentos de experiencias aún más desastrosas que van acumulándose hasta volverse una masa que nos ataca, entonces todo el potencial de Dios se cubre al grado de no poderlo notar. Es en ese punto donde queremos morirnos, donde nuestra depresión alcanza proporciones elevadísimas y la vida se vuelve inútil.

Hay que dejar de castigarnos y aprender a soltar el pasado. Si hay vampiros colgados en la pared o demonios dibujados en nuestras libretas, eso no significa que andemos negando la existencia de la luz o que somos personas malas. Incluso si alguien desea conocer algún evento por medio del tarot, no lo hace mala persona ni cae en pecado mortal porque sí aquello puede ayudarle a mirar con mayor claridad su camino, se acepta. También hay que permitirles a los demás descubrir sus propias sombras sin la necesidad de andar recordando lo bueno o lo malo que cada uno tiene. Ese es asunto del individuo y criticar su comportamiento no lo beneficia en lo absoluto sino lo hace caer y dudar aún más. Creo que tanto los ángeles, como los demonios nos obligan a encontrar un equilibrio de los dos polos dentro de nosotros mismos. El ser humano contiene ambas cualidades, ellos, como seres espirituales e incorporeos también están evolucionando y quizá no se ponen a pensar en fregar al otro sino en conservar su propia individualidad. Cuando expresamos un potencial en lugar del otro, no es porque el demonio se meta y pretenda alejarnos de Dios, es porque nuestra balanza se inclina más al otro lado y abre portales que definen ese canal. Estar en medio es la solución para dejar de sentirnos culpables respecto a nuestras decisiones y actuaciones del pasado. De otra manera jamás vamos a vivir la vida con plenitud porque siempre va a filtrarse algún aspecto de nuestra humanidad que no es positivo pero que es necesario para nuestra evolución. No eres un ángel, no eres un demonio, eres un ser diferente que tiene libre albedrío y puede aprender y no volver a caer en el mismo agujero que le ocasionó dolor. No es personal, los demonios no te andan buscando, simplemente mientras estás en un estado negativo, los atraes, cuando cambias de polo, ves la luz de los ángeles.
Dios es unidad y la unidad se localiza en aceptar que todos somos uno, ángeles, demonios, alma humana, elementales, todos pertenecemos a la misma fuente dadora de vida.
La siguiente vez que pretendas juzgarte y lamentar tanto el hecho de comportarte con tu lado humano (instintivo) camina un poco al centro y verás que no has hecho nada malo. Esto te hara sentir mejor.

Feliz Noviembre!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: