Las fases de la luna…menguante.

Me pregunto si en ocasiones sienten la energía disminuyendo dentro de sus cuerpos, si, de repente, los recuerdos parecen aglomerarse todos en un mismo lugar y gritar hasta que los notamos abrirse para revelar sus presencias en nuestras vidas. ¿Corremos? ¿Las evitamos? Lloremos aplacando la carne que después de tanto cansancio termina por acomodarse en el interior de una sábana y pretender descansar. Aún con los ojos cerrados notamos que un hueco en el centro de nuestras cabezas se abre y de ahí flotan las mismas imágenes que nos perturban cuando estamos en vigilia.
¿Por qué si noviembre está muy lejos? Bueno, de aquí a noviembre existen variadas oportunidades para experimentar el descenso de nuestro éxtasis al inframundo y revivir experiencias que son dolorosas porque están ancladas en el profundo mar de nuestras emociones. Cuando se remueven, cuando finalmente son desplazadas por una vivencia similar pero alegre, aquello termina por desvanecerse y nunca más nos molesta: hemos aprendido la lección. Mientras estemos aferradas a la rama del árbol dando consentimiento de que la misma vivencia se repita una y otra vez, durante la luna menguante vendrá el recuerdo, no durante la nueva luna, no durante la escacez de ella, no cuando el cielo esta plagado de estrellas y carente de la luna, llega cuando todo va disminuyendo. Nos sentimos contrariados, las ventas se hacen lentas, nuestras emociones burbujean detrás de las cortinas de nuestros ojos y lo único que queremos es olvidarnos que existe esto o aquello, llegan las obsesiones, penetramos en el mundo ordinario considerando lo pequeño que es, todo esto se profundiza en los periodos cuando el tránsito de los planetas de agua (cáncer, escorpión y piscis) conviven con la luna.
¿Qué hacer?
No decidas por el insomnio, por llenar tu mente de pensamientos y actividades para “Eliminar” los recuerdos. Están ahí aunque tú estés insistiendo en que es el regresar a ellos los que atrae la experiencia. No. Dedica tiempo y espacio para discernir bien qué clase de pensamientos y personas parecen estar abordando tu cabeza. ¿Personas conocidas? ¿Familiares con quienes tienes una deuda emocional pendiente? ¿Amantes? ¿Amores perdidos o encontrados tarde? ¿Sueños rotos referentes a tu carrera? ¿Traumas de la infancia o sin ser traumas vivencias felices de la infancia?. ¿Qué es aquello que se revela constantemente en tu interior y tu pretendes que están ahí por terquedad y no para resolverlo? La vida, el universo, Dios, como te guste llamarlo, no sitúa una emoción en el interior de tu organismo que esté fuera de lugar. ¿Has visto la lluvia fuera de lugar, cayendo de abajo para arriba? No, la lluvia es el elemento relacionado con tus emociones, te encharcas. Ponle un nombre a esa emoción: deseo, odio, frustración, nostalgia, derrota, fragilidad, sensibilidad. ¿Cuál te gusta? Elige una. Supongamos que siempre quisiste ser parte de un equipo, toda tú vida te esforzaste por ser aceptada, vamos a suponer que los integrantes del equipo, creían que tus cualidades no eran lo suficientemente fuerte como para combatir dentro de su mundo, vamos a suponer que tu alma lloro durante innumerables noches, queriendo pedir un milagro para atraer esa cualidad a su esencia, lo único que encontraste durante el crecimiento fue el lado antagónico: relucir tus aspectos negativos y mostrar lo inadecuada que eras. Creciste y contigo creció el impulso, las ganas, dejaste de pensar por un momento en que ese equipo existía en el plano físico. Una noche, durante la luna menguante el mismo sueño se repite una y otra vez: el equipo ahora te acepta pero ignora el mejor modo de acercarse a ti. Tú deseas extraerlo de tus pensamientos; crees que ellos nunca te valoraron, que les importo poco tus sentimientos, que lo único que andaban mirando eran tus defectos pero los sigues soñando, amaneces de mal humor y le pides a Dios con todas tus fuerzas que quite ese rostro de tu cabeza porque te está volviendo loca. Las dos semanas que dura la luna menguante andas como zombie, no quieres participar con nada y te sientes poseída por una fuerza extraña que no es amable, sino al contrario, quiere despojarte de la alegría propia. Bueno, la luna menguante precisamente tiene esa actividad: Ayudarnos a reconocer que hemos crecido y que en ocasiones todavía tenemos pensamientos que se aferran al pasado sin tomar en cuenta que el tiempo transcurre y que lo que antes era un hecho, ahora es muy diferente. Las personas cambian, la energía del amor y la recompensa se mueve de un sitio a otro, no se estanca, todo el bien que hiciste en tu pasado no desaparece, sino que regresa a ti revelándose en sueños y estados de profunda emoción. También la luna menguante nos ayuda con la comunicación de nuestros ancestros y seres queridos que ya han fallecido. En este punto ellos pueden acercarse a nosotros por medio de sueños o experiencias reales y transmitirnos todo el amor y perdón que necesitamos.
Entiendo que la luna menguante es la menos favorable para muchas personas que desean incrementar la abundancia, atraer el amor o gozar de un incremento en su salario. Aún así, la rueda se mueve y es imposible que siempre se encuentre arriba, la luna menguante nos ayuda con su energía a purificarnos, a volvernos radiantes mediante el dolor de los recuerdos, a olvidarnos de resentimientos y a recibir cualquier tipo de limpieza que requiera ser necesaria para poder atraer a nuestras vidas el crecimiento que vemos en la luna creciente y la manifestación total de nuestro deseo durante la luna llena.
En este tiempo de luna menguante es bueno hacer cambios, tirar todas las cosas que ya te son inútiles, darte baños de purificación, eliminar de tu mente y de tu clóset lo que no has utilizado alrededor de un año y darlo a una buena causa. Limpiar tu casa con amoniaco es excelente idea para abrir la energía de la luna creciente, hacer afirmaciones de limpieza y terminar relaciones que ya no te convienen está dentro de la lista de favores que esta energía provee al usarla con sabiduría.
Respecto a los sueños, el agua involucra fluidez, permite que el curso de la vida te lleve a donde tenga que llevarte sin poner ninguna resistencia. Si sueñas con agua y alguna persona nadando contigo, eso significa que tarde o temprano esa persona y tu van a coincidir e iniciar una nueva relación.
si sigues pensando en un amor que parece ya no te corresponde, no tiene porque ser así por el resto de tú vida, consigue un liston blanco, apunta el nombre tuyo en un extremo del listón y el de la persona en el otro extremo, enciende una veladora blanca, enreda el listón en la vela y pide que en el momento en que la vela y el listón coincidan tu estás preparada para romper con dicha persona. Extrae el listón de la vela y con unas tijeras corta el centro del listón. Si puedes conseguir una cajita que simule un ferétro sería muy bueno, si no cualquier caja sirve, píntala de negro y coloca ahí el listón, vistete también de negro, efectúa una oración para los difuntos y entierra la cajita, con esto te despides de esa persona y le deseas el bien, ya no está su espíritu dentro de tu corazón pero al menos puede renacer y reencarnar en otra dimensión para enamorarse de nuevo y lograr que tú también te enamores de otra persona que sea más afín a tus cualidades y talentos.
No importa que tan grande parezca ser tu cementerio interno, lo importante es que el recuerdo del amor permanezca siempre contigo y que aquellos que fueron transmisores de amor, permanezcan encerrados en una caja diseñada para recordarlos pero también para hacerles notar que ya no están en nuestra realidad física. La luna menguante también es favorable para limpiar tus cuarzos o utencilios mágicos déjandolos a la interperie durante toda una noche.
Hay que prepararse durante toda la semana próxima porque el año del tigre llega el día 14 de febrero, mismo día en que los enamorados abren su corazón y se entregan a la profunda emoción de sentirse vivos y alegres.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: