Y tú ¿Cómo rezas?

De pie, en cuclillas, haciendo la comida, en medio de una tormenta o con la desesperación de que por favor ya lo divino haga algo para escucharte…los más sensatos corren a la primera parroquia que encuentran, algunos otros para matar el tiempo del recorrido en el autobús realizan sus oraciones conformándose con el ruido de afuera, con el tumulto de adentro, con los disparates de los peatones…no importa como reces, lo que me gustaría que comprendieras es que todas tus oraciones son escuchadas aún sí crees que lo estás haciendo mal. No hay oración mala, como no existen profesores malos, sí, así como lo oyes, ninguna plegaria es dicha incorrectamente si proviene del corazón. Ahora, hay varios tipos de oración, así como maneras de escuchar aquella conversación transparente y divina que la divinidad nos hace llegar de distintos modos.

Yo aconsejo que tengas un espacio sagrado, me refiero a un sitio donde te sientas bien y donde los demás no puedan acceder cuando les de la gana. Ni siquiera se trata de poner un papel en la puerta de tu habitación con la palabra: Alejate que estoy meditando. No, simple y sencillamente puedes colocar incluso un ángel guardián guerrero para que evite que los demás entren y te causen problemas. El sitio más especial e increiblemente rodeado de buena energía se encuentra en tu interior. No sólo estamos hechos de organos, fibras, huesos, sino en cada espacio de nuestro cuerpo físico existe una enorme oportunidad para ubicar historias o lugares ocultos donde nos sentimos bien con nosotros mismos y con los demás. Ese es el fin de la meditación. Cuando tienes una pena o una petición que es aún más grande que la propia serenidad de sentarte en la comodidad de un jardín y orar para que Dios te escuche, la palabra meditación te llega a espantar y dices: A mi no se me da aquello de la meditación. Bien, cuando duermes resulta que estás meditando, cuando rezas y tienes un sueño muy parecido con la realidad, es porque estás meditando, cuando sirves a los demás, estás invitando la meditación a ser parte de tu vida, cuando escuchas lo que otros dicen con la debida atención, estás vaciando tu mente, de lo contrario no prestarías atención a las palabras o frases que te dice la persona que tienes frente de ti. LA oración es el modo en que nosotros nos comunicamos con Dios, la meditación es la manera en que Dios se comunica con nosotros. Es como diríamos en los estados unidos feedback, tus oraciones llegan a oídos de algo y se manifiestan cuando tu alma está preparada para recibirlos, no creas que Dios no te escucha.

Quizá no comprendas a Dios, como seres un poco limitados llegamos a ocultar la verdadera noción de lo divino en nuestras vidas y lo comparamos con tener esto o aquello cuando en realidad no es necesaria la participación de tantos aspectos materiales para sentir la pronunciada experiencia de Dios en tu vida cotidiana.

Ahora, a continuación les doy unos tips que me han servido mucho para conectarme con la meditación sin tener que sentir incomodidad de ninguna especie y mejor aún, sin tener que estar pendiente de como eliminara los pensamientos que van y vienen.

Música: Me gusta leer lo que algunos cientificos y personas dotadas de gran integridad y avance psíquico dicen respecto a la música con relación al cuerpo humano y en especial al espíritu: Cada parte del cuerpo tiene un sonido que lo conecta con la integridad divina. Aquellos que dicen que sienten como si su corazón canta cuando se aproximan a recibir alguna alegría, es porque con sinceridad y literalmente el corazón canta de dolor o de alegría, pero siempre emite un sonido que nos conecta con Dios. Existen en el mercado muchos discos y música que puedes utilizar para sentarte cómodamente y tratar de neutralizar los sonidos que también causan mucho ruido dentro de ti. Cuando dos sonidos se enfrentan, el que tiene una vibración más elevada y positiva termina por eliminar al otro que es catalogado como simple basura necesaria pero poco práctica para meditar. Puedes acercarte a la sección de discos y música de la nueva era. Si puedes conseguir alguno que además incluya mantras o sonidos de las vocales, es mucho más recomendable, si no, con comenzar a escuchar ciertos sonidos relajantes, eso te ayuda a colaborar y eliminar la preocupación, te vas acostumbrando a seleccionar sonidos que te liberan, la música y la que elegimos escuchar, contiene demasiada carga emotiva, si quieres meditar escuchando rock, va a estar un poco díficil que encuentres el sonido dentro de tu corazón, ahora, si escuchas tambores es maravilloso porque los tambores nos conectan con la tierra y su actividad nos hace entrar en un trance vibratorio. Los sonidos de la naturaleza también son mis favoritos. Respira como lo hacen las olas del mar, cierra los ojos y conéctate con la lluvia de un bosque en África, escucha el trinar de los pájaros. Te vuelves parte de aquello y aquello se vuelve parte de ti. regresas al origen, eso es todo.

Respiración: Sí, lo escuchamos infinidad de veces: cuando una persona está molesta o angustiada su respiración es mucho más intensa y rápida, mientras que cuando hacemos respiraciones largas y profundas, tendemos a entrar en una frecuencia vibratoria más elevada que ayuda a sentirnos como en las nubes, practicamente estamos sentados en una nube porque desplazamos la energía de abajo para arriba, situando la mayor porción por encima de nuestra mundanidad. Que tu respiración sea alargada, cuenta hasta cinco y después exhala permitiendo que tus pulmones eliminen la ansiedad.

Aromaterapia: Si te es dificil encontrar un buen proveedor de aromaterapia, puedes utilizar una varita de incienso de buena calidad. Lo importante es que los aromas no te perturben sino al contrario, que a través del sentido del olfato puedas llegar al lugar donde reposan tus sueños y la mejor manera de lograrlos. Aconsejo aceites esenciales porque tienen cualidades y fundamentos casi ciéntificos para llegar al hipotalamo y actuar dentro del complejo mundo de nuestras emociones. Dependiendo tus necesidades, recomiendo que elijas algún aceite que ayude a eliminar resistencias, no un cítrico sino de preferencia un aroma más delicado, las maderas también son favorables ya que ayudan a estabilizar las emociones sin sentirnos contrariados por ellas.
Velas: En caso de que te cueste trabajo llegar a un estado de meditación o dejar a un lado los pensamientos recurrentes, una vela ayuda a desviar la atención y a situarla en la flama. Solo observa la llama de la vela sin pensar en nada, incluso cuando los colores en las velas nos ofrecen vías para hacer nuestros deseos realidad, en este caso, no vamos a implicar ningún color sino nada más nos limitamos a observar la flama hasta que quedemos un poco hipnotizados. El color blanco resulta positivo así como el azul cielo, el lila y el verde claro.

Agua: Sí, agua, en el agua reinan las emociones, basta con tener un poco de agua en algún jarrón para que todas las vibraciones negativas se alejen del entorno. Aconsejo que en cuanto se sienta una pelea en la casa, se sitúen vasos con hielos en las esquinas para absorber esos monstruos energéticos que se liberan al entrar en contacto con dos personas que sufren de mal caracter.

Ejercicio: Realizar algún trabajo físico ayuda a quitarle la tensión a tus músculos para que puedas estar relajada al momento de participar con tu espiritu. El yoga es maravilloso, los movimientos desarrollan una presente flexibilidad y nos permiten sentir la extensión de nuestros músculos así como alargar la columna vertical, basta con veinte minutos diarios.

Te recomiendo mucho que aprendas a relajar los músculos del cuello, que son los más tercos en tranquilizarse, puedes untar un poco de aceite en la parte posterior de tu cabeza para que actúe como sedante. Si comienzas a sentir la cabeza pesada, eso significa que se está logrando el cometido de relajar los músculos hasta llegar a sentir el cerebro inflamado como un globo. No te asustes, estamos tan acostumbrados a la tensión de nuestros músculos y tendones, que imaginamos que algo se anda desconectando cuando lo sentimos caer.

Ve poco a poco, despacito, no hay prisa, si experimentas frustración, acéptala porque ya diste el primer paso, el éxito no radica en tener los conocimientos sino en aceptar los desafíos que envuelven esos conocimientos. Intenta cinco minutos, después irás saboreando el verdadero elixir que brinda la meditación y vas a hacerlo incluso estando en medio de un centro comercial.

Suerte

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: