!Cómo es posible! Hadas, elfos, gnomos, salamandras…

Duendes, elfos, hadas, gnomos, salamandras, pixies, sirenas, dríades, ninfas; seres que reinan en la naturaleza.

Erase un vez …el cuento comienza con el deseo del amor, con los ojitos disparados en la ilusión. La princesa es una pobre chamaca descuidada que es visiblemente maltratada por un séquito de maldosas hermanastras, que, no sólo son de aspecto horripilante, sino además son interesadas, manipuladoras y tratan siempre de salirse con la suya aún si tienen que encerrar a la tan buena y prudente princesa. Es bien sabido que en los cuentos de hadas si no existe una bruja o un ser indeseable, no es un verdadero cuento de hadas. ¿Dónde están los animalitos que hablan y defienden a capa y espada a la protagonista ayudándola a deshacerse de la hechicera espantosa que nada más quiere destruirla por pura envidia? En cada cuento de hadas existen los antagonistas, aquellos que es preferible evitar porque de lo contrario nuestra experiencia con el amor y con este mundo formidable que nos hacen creer, se puede destruir. Tengo 35 años y con orgullo afirmo creer en las hadas, en los duendes, en la expresión de la naturaleza. Es increíble que durante un año que la página de Enchanted Orb está navegando en el Internet, se me haya pasado de largo el incluir aunque sea un poquito de información de quiénes son los seres de la naturaleza y cómo podemos ser sus amigos… sí amable audiencia; sus amigos, no sus adoradores. ¿Has escuchado que les molesta que les agradezcan con euforia? Sí, se sienten incómodos, indican que es por completo lamentable el escenario donde el humano anda saltando, alabando al hada, agradeciendo con lágrimas en los ojos y sabrá Dios qué más, un favor de lo más sencillo. Es un intercambio de energía, a esta raza también le conviene participar con el ser humano porque así vería a la naturaleza con la misma admiración que ellos. La tala de árboles, los químicos, el derrame de petróleo, no sólo nos afecta a nosotros sino que también a una enorme red que, invisibles a nuestros ojos humanos, permiten que la naturaleza trabaje de acuerdo a su origen. Supongo que por eso son tan traviesas y estimulantes. Quizá han dejado de creer en el ser humano como alma para cuidar el planeta que ellos también consideran su hogar. Dejo a un lado la ecología y regreso a la ambigüedad que los especialistas sostienen en cuanto a la verdadera manera de ser de un ser de la naturaleza. Hay opiniones extremistas en relación con este tema; o piensan que son portadoras de todo lo bueno y perfecto en el mundo o que de plano son un conjunto de pequeños demonios que nada más causan accidentes como incendios forestales o crecimiento exagerado de hierba mala. Bueno pues, lamento decepcionarlos pero el hada no es ni el uno ni el otro, sino ambos. ¡AHHHHHH! Las hadas bonitas con alas de mariposa que arrojan chispas de luz como diamantina, qué ternura, ¿Malas? Estás mal, las hadas no son sino pequeños angelitos que nos ofrecen dicha y aceptación. ¿Verdad? Sí, a veces lo hacen y no se arrepienten de captar tu atención, creen que con regresarte a la inocencia quizá puedan ayudarte a crear la vida que quieres sin compararte con los demás o envidiando lo que los otros tienen y crees que tú no vas a obtener. Lo intentan tres veces, sólo tres veces, si a la tercera no comprendes, se alejan de ti y prefieren que alguien más te ayude a entender, alguien que, puede esconderse detrás de la enfermedad, de un lamentable accidente o de una separación que te ayuda a reconocer tu propia esencia. No deseo con esto inculcarte miedo porque soy de las personas que intentan ser positivas y niego que una persona tenga que vivir tragedias para aprender a amarse así mismo. Que existen pruebas, quizá, pero las mismas lecciones nos fortalecen. Has escuchado eso un millón de veces; yo también.
Los seres de la naturaleza han estado con nosotros desde los inicios del planeta tierra, quizá antes que el mismo ser humano se desarrollara íntegramente, como lo conocemos hoy. Se comenta que en el pasado, cuando el hombre era menos inteligente pero más sensible, su conducta y sensibilidad le permitía interactuar con toda clase de seres que ahora sólo podemos observar en nuestra imaginación o sí eres suertudo detrás de un árbol, o en el despertar de las flores. He escuchado que el mundo de las hadas se localiza en Gran Bretaña, Escocia, Irlanda, Dinamarca, Noruega y principalmente en todo Europa, también he oído que en Yucatán habitan seres de estatura baja con poderes sobrenaturales que se llaman así mismos aluxes (No, no es el acompañante de capulina, quizá de los mayas agarraron el nombre pero los aluxes no existieron a partir de Capulina sino mucho tiempo antes) Aunque la civilización de los mayas temían a la reacción violenta de los aluxes en lugar de verlos como criaturillas buenas y bondadosas. Independientemente de donde provengan, es bastante positivo actuar con estos seres para conocer más nuestra luz interior y la del planeta tierra. Son excelentes compañeros creativos, te muestran su propio mundo para que lo ofrezcas a los demás seres humanos y así se realice una verdadera oportunidad para ambos. No dudo ni tantito que Harry Potter sea un personaje real y que la autora haya tenido contacto con la energía de los seres de la naturaleza para crear ese mundo que todos conocemos.
En su lado negativo las hadas detestan que les prometan algo que quizá no se puede cumplir, tampoco les satisface que les den las gracias pero el corazón agradecido silencioso les está bien. No les obsequies ropa de ningún tipo; se asustan y como el laberinto del Fauno a veces te recomiendan realizar acciones que podrías creer inútiles o desagradables. Existen infinidad de talentos y cualidades que tienen estas criaturas. Poco a poco iré escribiendo sobre cada grupo. Por el momento, descubre en la naturaleza la energía vivificante que vive en ella. Respira hondo, contempla el crepúsculo y fúndete con él, mira con atención las nubes, las flores y si acudes a un bosque intenta meditar cerca de un árbol y platicarle tus problemas; es tan saludable, si vieras que bien se siente.
Debajo del apartamento donde vivo, cuando recién llegué había un tronco seco, sin vida, con unas hojillas por ahí. Me impresionó aquél ser con esas ramas elevándose al cielo pero sin el follaje que muestran los demás árboles. Incluso una persona se burló del árbol catalogándolo como enfermo. Me ofendí, comenté que el árbol no era para nada un enfermo y que pronto vería un montón de hojas en él. Apenas comenzaba la primavera y el resto de los árboles andaban por completo felices, meneando sus hojas al compás del viento. El mío, sin embargo, sólo mostraba en la superficie de su tronco, una imagen parecida a la de un ojo. “Quizá no tienes hojas, tal vez no eres el tipo de árbol que necesita hojas sino eres el guardián de todos ellos”. Bajé y sitúe en el pasto una mezcla de miel con leche, acaricie el tronco y esperé. En menos de dos semanas el árbol estaba frondoso, con muchísimas más hojas que el resto de los árboles, incluso sus tallos han llegado a la ventana del segundo piso y a veces escucho con claridad los arañazos de sus largas ramas.
Creo que cuando hablamos con la naturaleza, ella nos responde, hay que tener fe de que todo lo que nos rodea tiene un par de oídos que escucha con claridad lo que queremos comentar o que son en todo momento un hombro fuerte donde podemos apoyar nuestra cabeza. La naturaleza también es cruel, nos enseña mediante el constante cambio que nosotros también somos seres del planeta tierra y que cuando nos estancamos, nos vamos pudriendo como lo haría una planta al ponerle demasiada agua o nos secamos al negar participar dentro del mundo real de las emociones. Es difícil soltar y comenzar de nuevo, lo es porque es más fácil estar seguros que luchar por nuestros sueños. Acércate a la naturaleza. No podemos evitar que la rosa sea permanentemente fresca o que el pino sobreviva en el desierto.

Un excelente ritual, consigue una hoja, escribe un deseo, quémalo, sitúa las cenizas en una mezcla de agua con miel de abeja. Deposita la mezcla en algún árbol que consideres especial.

Suerte

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: