Oración para atraer al compañero (a) perfecto (a)

Las instrucciones son simples: Realiza la oración diariamente. Funciona bastante bien y pide que se manifieste en tu vida, de acuerdo con la voluntad de Dios, bajo la gracia y de modo perfecto. Ten fe y recuerda que primero, antes que un hombre o mujer, está Dios. No pongas a nadie en su lugar, puedes decepcionarte y terminar con algo que bien está esperando por ti. Nadie tiene la capacidad de llenar tus vacíos internos, más que Dios. Atraer al compañero (a) perfecto (a) es para brindarte dicha, bienestar y aceptación, no para llenar huecos ni sacarte de tu “miserable” existencia. Olvidate de la soledad, no existe.

Oración por el compañero(a) perfecto(a)

Yo soy una hija de Dios Pura, Divina y Perfecta, porque fui creada a su imagen y semejanza. Ninguna otra persona tiene exactamente las mismas cualidades que yo poseo, aunque todos tenemos un denominador común, Dios: Esa Chispa Divina dentro de cada uno de nosotros.

En este mismo instante hay una persona que anhela internamente ser mi compañero de toda la vida, y que sabrá apreciar lo que “Yo Soy” y lo que deseo expresar.

La ley del Bien Absoluto está atrayendo a mí esta persona.

El Espíritu de Dios es la Suprema Atracción del Universo. Yo Soy parte integrante de ese Espíritu en manifestación y la Esencia de esa Suprema Atracción. En mi deseo de tener un compañero no existe egoísmo alguno de mi parte, ya que en mi conciencia solo existe el amor de Dios, el cual no conoce el egoísmo. Ayúdame Dios Padre-Madre. A comprender que de la misma manera que estoy anhelando tener ese compañero a mi lado, también él está ansioso por una compañera perfecta.

Me preparo para la llegada de mi compañero perfecto porque mi palabra pone en movimiento la Ley inmutable del Amor Divino. Ayúdame, yo os ruego, a dejar de lado cualquier sentimiento de soledad que llegue a mí, y a mirar para adelante con fe y esperanza de que haréis llegar a mí las amistades perfectas en el momento propicio. Hazme tener siempre presente que para conseguir amigos, antes que nada tengo que ser una amiga.

Y que para que me amen, antes tengo yo que amar.

Desde este mismo instante en adelante. Os prometo hacer la parte mía. Abro mi mente y mi corazón y me preparo para recibir con los brazos abiertos la llegada de mi compañero perfecto, si esa fuera vuestra voluntad.

Yo os agradezco Dios Padre-Madre. Las muchas evidencias y manifestaciones de vuestro infalible amor y compañerismo que siempre me consuela y sustenta y que me hacen comprender que nunca estoy sola.

¡Que así sea! Y así es.
Doy gracias.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: