Hablemos de magia…

Hay que olvidarnos del diccionario, de las películas de ficción donde las brujas utilizan cucharones para revolver los distintos ingredientes que usan para sus pociones mágicas. La magia abarca mucho más que lo que observamos en la televisión y los libros.

Un punto importante respecto a la magia es que puede estar siempre presente en nuestras vidas. Se ha despertado el movimiento que existió hace mucho tiempo donde el poder de la naturaleza y los cuatro elementos logran darle a la humanidad el beneficio de incorporar nuevas formas de expresión para manifestar sus sueños. La naturaleza siempre ha existido para bendecir al ser humano, no únicamente a través de alimento y hospedaje sino también para ayudarlo a reconocer la sabiduría que se esconde detrás de una hierba cualquiera.  

La magia o el estudio de la magia implica conocimiento, respeto, pero sobre todo, una relación estrecha con la imaginación. Hay que adecuar nuestros ojos para  imaginar que la fantasía puede resultar verdadera. Por eso insisto en que hay que utilizar nuevos ojos para ver situaciones que en apariencia resultan inverosímiles. Ejemplo: Una vela. Sí, una vela. ¿Alguna vez has mirado el potencial de la vela para darle vida y acción a tu sueño? ¿Te has imaginado que elementos “>dentro de esa vela existe un ser muy especial llamado salamandra que activa el potencial de tu visión para que lo lleves a cabo? ¿Te has imaginado que dentro de ti  existen colores y figuras que al encender una vela también se prenden provocando que dentro de ti  se realice el cambio que deseas mirar en el exterior?. ¿Te has imaginado que al encender una vela dentro de tu aura se enciende  el color de la vela y atrae ángeles, devas, hadas y duendes para ayudarte a crear la manfiestación de tu sueño?. Aún cuando dejes de creer ahí están presentes todas esas actividades, creaturas, visiones y colores que no dependen de tu creatividad para vivir y tener forma. Ahora, sí crees en ellas es mucho más sencillo que la relación sea reciproca, no sólo de un lado sino de dos. Cuando crees que una vela es algo sagrado (Sin caer en excesos poder “>porque no es Dios, la vela es solo una herramienta para facilitarte el acceso) te comunicas con ella, dejan de ser individuales para volverse uno mismo, hablan el mismo idioma y todo en la magia es comunicación. Lo que hacen los elementos dentro del ritual es comunicarse con las deidades a quienes vas a invocar y en equipo integrar la petición para obtener mayor rendimiento y poder entre todos los elementos unidos. Se puede decir que tú eres el cono de poder porque posees todos los elementos (los cuatro elementos: aire, fuego, agua y tierra) condensados en un solo organismo y eso te brinda gran poder y magia.  

Las deidades: ¿Crees en Dios y en la Diosa?. Lo observas todo el día, todo el tiempo, cuando sales y te encuentras debajo de un vasto y hermoso firmamento, cuando miras a lo lejos y ves cerros y montañas que nunca ceden su lugar, que siempre permanecen ahí, inmutables y aún así no se marchitan o mueren. Para comenzar a trabajar con la magia, hay que comenzar a conectarnos con la naturaleza, con la capacidad de asombro, con el respeto que merece toda vida, hay que creer que dentro de la naturaleza se esconden todos los secretos para hacer realidad nuestros sueños y que detrás de todo ese escenario existe la chispa divina y mágica de un Dios y una Diosa.

Desde tiempos inmemorables el hombre  ha necesitado la creencia de un Ser Superior. En la antiguedad, las primeras civilizaciones veían que la naturaleza era tan poderosa y sagrada, que más valía respetarla y tratarla bien para que está continuara dando alimento y protección. No estoy diciendo que debemos regresar al comportamiento un poco salvaje de las tribus primitivas. La magia depende mucho de la creencia de que la naturaleza es tan poderosa que puede ser cruel y destruir cuando no se sabe conducir bien. El otro día estaba mirando una película. Una mujer dijo que la magia no es ni blanca ni negra sino que se considera gris porque la naturaleza tiene elementos bondadosos pero también es cruel. Si tú quieres comenzar a practicar la magia debes de tener en cuenta que la intención es la que va a mover los hilos de la propia naturaleza del ritual y que habrás de conocer la personalidad de los cuatro elementos para confiar plenamente en que al unirse dan lugar a las condiciones ideales para manifestar lo que estás pidiendo. ¿En qué crees tú? ¿Qué concepto tienes de Dios? ¿Crees que también como Dios existe una fuerza femenina? Si pudieras elegir abordar la energía de un Dios o una Diosa ¿Cuál sería? Existen muchísimos dioses y diosas de la antiguedad que bien pueden adecuarse al modelo de ser superior que tu personalidad tiene. La Virgen María puede ser adecuada para una mujer que busca protección y que es comprensiva pero pudiera ser inadecuada para una mujer que considera la independencia y la lucha parte esencial de su vida, en este caso se aconseja abordar a Artemisa. Todas las deidades proceden de una misma fuente, la idea de considerar muchos dioses verifica la enorme variedad de personas que existen en la tierra. Busca la deidad que más se amolde a ti, de está forma no tendrás ningún tipo de verguenza o apatía al pedirle ayuda. Igual con el concepto del Dios.

Antes de iniciar cualquier ritual, trata de conocer a fondo los elementos. Observa una vela, el movimiento de la flama, su color ¿Qué es lo que pretende mostrarte? ¿Te sientes en sintonía con ella?. Puedes también relacionarte con el cada “>elemento fuego asistiendo a lugares donde hace mucho calor. En mi caso particular, vivo en Phoenix, en el desierto y la mayor parte del día hace calor. Ahora con el aire acondicionado no se siente tan caliente pero al salir sientes el elemento fuego entrando por tus poros, por tu piel y reconoces el elemento, en su lado negativo, el calor te quita energía y te sientes cansada. Nada en exceso es positivo. Ve acercándote a cada elemento, sintiendo la conexión entre tu cuerpo y él. Vas a aprender a distinguir la fuerza de cada uno y a adecuarla de acuerdo a tus necesidades. Hay gente que se siente más atraída a realizar trabajos con velas, otros ocupan el agua para purificar y retirar, otros muchos la tierra porque en ella encuentran protección. Ve observando cuál es el elemento que se amolda a tu manera de ser y confía en tu intuición.

Suerte con tu iniciación. Busca a tu diosa y a tu dios y confía en que el universo te da todas las respuestas. La próxima semana continuamos con el tema de la magia.

!Bendiciones!

L.H.A.D.A.

Enchanted Orb

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: